Las aves que todos conocemos como ninfas pueden tener una larga vida, pudiéndose vivir una ninfa unos quince años, pero en los mejores casos, una ninfa también podría vivir por lo menos unos veinte años. La verdad